Irma Morales

Mexicana. Realizó sus estudios en el Sistema Nacional para la Enseñanza Profesional de la Danza, actualmente Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea, INBAL. Se graduó en 1984, titulándose en 1985 como Ejecutante de Danza Clásica. En el 2013 obtiene su Licenciatura en Danza Clásica con línea de trabajo de Bailarín.

Desde 1985 fue miembro de la Compañía Nacional de Danza (CND). En 1991 es nombrada Primera Bailarina, interpretando los roles principales del repertorio de la CND.

De 1997 a 1998 fue integrante del Ballet Clásico de Zaragoza, España, interpretando ballets como Sinfonía en Re de Jiří Kylián, entre otros.

Participó en el IV Concurso Internacional de Ballet en Jackson, Mississippi, 1990 (medalla de bronce). ITI Concurso Internacional de Ballet en Helsinki, Finlandia, 1991 (quinto lugar con premio). V Concurso Internacional de Danza de París, Francia, 1992 (medalla de plata). I Concurso Internacional de Ballet de Nagoya, Japón, 1993 (finalista).

En 1994 es invitada a bailar en el Ballet de Monterrey, México. Bailó en el XII Festival Internacional de Ballet de la Habana, Cuba (1990 y 2004); Festival Internacional de Música de Países Asiáticos y Pacíficos en Krasnoyarsk, Rusia (1995); Festival Tiempos de amar en Biarritz, Francia (1996 y 1998); VI Gala Latinoamericana de Ballet en Asunción, Paraguay (1999) y en el IX Festival Internacional de Ballet de Miami, EU (2004).

En 1987 es becada al Curso Internacional de Verano a la Escuela Palucca Hochschule für Tanz en Dresden, Alemania. En 1991 es becada por la Coordinación de Danza (Inbal) a tomar clases a la ciudad de Nueva York, EU. En 1992, 93, 94 y 2008 fue becada por la CND a tomar clases y actualizarse en la ciudad de Nueva York. En 1993 obtiene la beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

Como maestra ha impartido diversos cursos de danza clásica a nivel nacional. Del 2005 a 2008 fue invitada por el Ballet Independiente a dar la clase de ballet.

Ha sido miembro del jurado en el Concurso Internacional de Danza Attitude 2007 y 2020; Concurso Nacional de Ballet Infantil y Juvenil 2003; en el Fonca en diversos programas; sinodal de la Royal Academy of Dancing; presidenta del jurado en exámenes profesionales para obtener título de Licenciatura en Danza Clásica; miembro evaluador del programa PAT y en las becas Elisa Carrillo Cabrera, entre otros.

En el 2006 recibe el reconocimiento de la Sociedad Mexicana de Coreógrafos por su gran trayectoria artística, así como el diploma por 20 años ininterrumpidos de servicio artístico por parte del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes a través del Instituto Nacional de Bellas Artes.

En junio del 2008, a sus 23 años de carrera artística y 17 como Primera Bailarina se despide de la CND recibiendo en el Palacio de Bellas Artes el reconocimiento y la mayor presea que otorga el Inbal: la Medalla de Bellas Artes.

Asimismo, la Mesa Directiva y la Comisión de Cultura de la LX Legislatura de la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión le otorgaron un reconocimiento en el Palacio Legislativo. En el mismo recinto recibe de parte de los bailarines de la CND la medalla en homenaje a su trayectoria y el reconocimiento por su inigualable carrera artística.

De 2008 a la actualidad es miembro docente en la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea en la Licenciatura en Danza Clásica con línea de trabajo de Bailarín y línea de trabajo de Docencia, impartiendo diversas clases, y desempeñando tareas de asesor técnico para titulaciones a nivel Licenciatura y entrenadora de alumnos para concursos internacionales de ballet obteniendo resultados favorables como medallas de oro, plata y becas a nivel internacional.

En 2011 abre Irma Morales Dance Studio ayudando a la difusión de la danza, promoviendo el arte y la cultura, introduciendo a pequeños al arte dancístico, guiando a futuras generaciones en su formación profesional y dando entrenamiento a bailarines profesionales.

En 2012 es invitada a ser Directora Artística del Ballet Clásico y Neoclásico de Jalisco. Realizando un trabajo de unificación en los bailarines, elevando su nivel técnico–artístico, proponiendo nuevas obras para su repertorio y dando versatilidad en su quehacer dancístico, participando en la “Gala Elisa en Jalisco” con grandes estrellas de la danza mundial.