Categorías
Sin categoría

Mostraron habilidades actores, bailarines y músicos con capacidades diferentes

Teatro, danza, música y stand up con interpretación de actores, bailarines y músicos con capacidades diferentes tuvieron lugar en el segundo día de actividades del Primer Encuentro Arte y Discapacidad: Territorios explorados que se llevó a cabo en foros del Centro Nacional de las Artes (Cenart). 

El encuentro, organizado por la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) mediante el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza (Cenidi Danza) José Limón,  reunió a artistas, académicos y promotores culturales interesados en construir una política pública de inclusión a partir de las artes, por lo que se incluyeron conferencias, charlas y mesas redondas, así como talleres, un ciclo de cine y muestras de música, danza y teatro.

El viernes, luego de que por la mañana se realizaran la conferencia Interrogaciones en torno a la discapacidad y la mesa redonda Danza y discapacidad: enfoques y metodologías, en el Teatro Raúl Flores Canelo del Cenart, se realizó una demostración práctica del talento y potencial de artistas sordos, mudos, invidentes y con capacidades diferentes.

El experimentado grupo de actores de la compañía Seña y Verbo. Teatro de Sordos, bajo la dirección de Bruno Salvador, presentó fragmentos de la obra Acting, espectáculo de técnica impro, en la que el público planteó palabras y el grupo improvisó historias contadas en Lengua de Señas Mexicana, en diferentes estilos y géneros.

Acompañado de un presentador y un músico en escena, los actores mostraron su creatividad al improvisar sobre el escenario, a partir de la palabra “manzana”, la historia dramática de una pareja que lucha por su amor, pues un hombre envidioso envenena una manzana que le da a comer a la chica. En una segunda propuesta, esta vez con la palabra “enciclopedia” y con danza contemporánea, se representó la historia de dos hermanos unidos fraternalmente por el conocimiento y una enciclopedia. Al final, realizaron un monólogo con la palabra “jabón”.

Por su parte, la compañía de danza Fuga Danza, que dirige la maestra y pedagoga Leticia Peñaloza, participó con una coreografía en construcción para mostrar las ventajas de la danza con bailarines de habilidades mixtas. En el escenario, tres artistas en silla de ruedas y tres bailarinas se entrelazaron en una danza fraterna, colectiva y esperanzadora, “una muestra de arte en la cual la inclusión no es sólo un deseo o una buena intención, sino una realidad en la que los grupos se forman y complementan, y en la que las personas encuentran un medio para expresarse a través de la danza”.

En seguida, el Ensamble de Djenbés, dirigido por Samuel Koff, hizo una demostración de la manera en que la música conecta a los seres humanos, mediante un breve concierto de tambores africanos titulado Llamado del corazón, en el que participaron 10 percusionistas, niños, jóvenes y adultos, con capacidades diferentes.

“Cuando uno se conecta con el tambor y se puede entrar en un estado de meditación a un encuentro con uno mismo; el cuerpo se siente vivo y conectado con la Tierra, se abre un espacio donde todos tenemos cabida y nos comunicamos de corazón a corazón”, dijo el director.

En tanto, la compañía Teatro Ciego, a cargo de Juan Saavedra, presentó dos números de stand up con actores invidentes: Marco Antonio Martínez y Erika Bernal, quienes contaron al estilo standupero las visicitudes de los invidentes con el mundo exterior, principalmente en las calles y el Metro de la ciudad, provocando carcajadas y aplausos del público.

Juan Saavedra agradeció la invitación al grupo e hizo votos porque este tipo de actividades se incremente en todo el país para atender en mayor medida a un sector de la población que requiere de espacios de expresión y comprensión.

Coordinado por el especialista Fernando Aragón Monroy, el Primer Encuentro Arte y Discapacidad: Territorios explorados concluyó el sábado 26 de octubre. Se ofrecieron la conferencia Arte y discapacidad, a cargo de Beatriz Miranda, del Instituto de Estudios Críticos, y Programa de inclusión del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, con Alberto Lomnitz, del INBAL.

Se realizaron talleres y proyecciones de cine y se concluyó con un programa artístico en el que participarán la compañía Fuga Danza, de Leticia Peñaloza; el destacado cantante de ópera Alan Pingarrón, y la compañía de danza Así Somos que dirige la maestra MariCarmen Legaspi.

Fuente: INBAL

Categorías
Sin categoría

Un sueño, encarnar a Julieta: Ana Elisa Mena, primera bailarina de la Compañía Nacional de Danza

La música de Serguéi Prokófiev, interpretada por la Orquesta del Teatro de Bellas Artes (OTBA), bajo la batuta de Jonás Alber, en la versión coreográfica del sudafricano John Cranko, e interpretada por los integrantes de la Compañía Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), se presentará en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes en su 85 aniversario. 

Para Ana Elisa Mena, primera bailarina de la CND, quien con el bailarín cubano Alejandro Hidalgo conforma la pareja de protagonistas del ballet trágico Romeo y Julieta, interpretar a Julieta es un sueño que tenía pendiente, por lo que espera feliz el día del estreno.

La bailarina, quien ingresó a la CND en 2010 y cuatro años más tarde obtuvo el título de primera bailarina, señaló que “es una gran responsabilidad inaugurar la temporada con un ballet que hace más de una década no se presenta y aunque los ensayos son muy arduos, todo debe verse muy natural”, comentó.

Ante una obra coreográfica demandante, que implica apropiarse del personaje de forma que se evite sobreactuar y que se perciba lo más natural posible, la bailarina necesita que el personaje de Julieta proyecte la inocencia de una niña de 14 años, lo que implica, dijo, un proceso complejo.

Respecto a su pareja artística, el bailarín Alejandro Hidalgo, comentó que es nuevo en la CND y nunca había cruzado palabra con él, sin embargo, en algún momento en que estaba solo pudieron comenzar a ensayar las rutinas.

“Cuando empezó a cargarme dije: este muchacho lo hace muy bien”; incluso, a la repositora inglesa Jane Bourne, especialista en las piezas de Cranko, le gustó la pareja que hicimos.

“Pasaban los ensayos y la química se dio muy bien. Físicamente él es Romeo, así me lo imagino, estoy fascinada con Alejandro”, dijo Ana Elisa, quien comenzó sus estudios de ballet a la edad de tres años en el sistema de la Royal Academy of Dance.

Consideró importante la afinidad entre la pareja artística, ya que la gente llega con una expectativa y hay que darle gusto, sobre todo en una obra tan conocida como la trágica historia de amor de Romeo y Julieta.

“Si no te llevas bien con tu pareja hay que sacar las dotes histriónicas y a veces no es tan fácil, ni resulta creíble”, apuntó la primera bailarina, quien ha protagonizado ballets como El lago de los cisnesGiselleLa CenicientaLa sílfide y el escocésCoppéliaCarmen El Cascanueces, entre otros.

Al referirse a la parte técnica, explicó que las “cargadas” son muy complicadas, ya que hay muchas cosas fuera de eje, por lo que es una asociación difícil. “Los dos tenemos que estar muy conectados y siguiendo la música para ir bien coordinados”.

Ana Elisa, originaria de Coahuila, quien compartió su emoción y desea que toda su familia del norte venga a verla, invitó al público a que asista a una de las 10 funciones de la temporada, que está programada del 20 de octubre al 10 de noviembre, ya que será una puesta en escena fabulosa en la que se contará con diseño de escenografía y vestuario de Elizabeth Dalton.

Fuente: INBAL

Categorías
Sin categoría

Cumple 35 años la Compañía Estatal de Danza Contemporánea de Oaxaca

El pasado domingo 13 de octubre en el teatro Guillermina Bravo de la Ciudad de México, se llevó a cabo la develación de la placa por el 35 aniversario de la Compañía Estatal de Danza Contemporánea de Oaxaca; así lo informó la Secretaría de la Cultura y Artes de Oaxaca (Seculta). 

Este reconocimiento se llevó a cabo en el marco del proyecto “Danza contemporánea del sur al centro”, realizado por la Coordinación Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), donde la Compañía Estatal de Danza Contemporánea de Oaxaca dirigida por la maestra Alejandra Serret tuvo cuatro presentaciones, interpretando las coreografías: “Presagios y Sismo”, siendo la última función el domingo 13 a las 18:00 horas.

En este acto estuvieron presentes, todos los integrantes de la compañía de danza oaxaqueña; la coordinadora nacional de danza, Nina Serratos Zavala; así como Héctor Herrera, director del Festival Emilio Carballido y la Revista Tramoya; este último, recordó que fue a mediados de los años 80, cuando vio por primera vez a la compañía oaxaqueña. “He visto mucha evolución, con dedicación y constancia han trabajado siempre allá, bajo la iniciativa del maestro Tamayo”, finalizó.

En su oportunidad, la coordinadora nacional de danza, Nina Serratos Zavala, reconoció el trabajo de la maestra Serret y su compañía. “Un aniversario, siempre es motivo de celebración pero cuando es una compañía con tanta experiencia, se convierte además en un ejemplo de tenacidad y pasión, sabemos muy bien que se requiere de mucha constancia y decisión para hacer 35 años danza”, puntualizó.

Serratos Zavala recordó que la maestra Alejandra Serret llegó a Oaxaca hace 35 años con un solo objetivo, generar conocimiento de danza, y a través de los años dicho objetivo se ha consolidado a través de la Compañía Estatal de Danza Contemporánea.

Finalmente, la funcionaria reconoció que es un privilegio presenciar su trabajo y les deseó “larga vida”.

Por su parte, la maestra Alejandra Serret, agradeció el apoyo del Gobierno de Oaxaca, a través de la Seculta y de su titular, Adriana Aguilar Escobar por seguir apoyando la danza la entidad.

Mencionó que el trabajo de la Compañía es arduo, es toda una vida dancística de presentaciones ininterrumpida; presentando tanto desde plazas públicas, escuelas y foros al aire libre como escenarios internacionales en países como, Nueva York, Cuba, Barcelona, Belice y Guatemala, entre otros, puntualizó.

Cabe recordar que en el año de 1982 por invitación del maestro Rufino Tamayo, director de la Escuela de Bellas Artes de Oaxaca, la maestra Alejandra Serret llegó a Oaxaca proveniente del estado de Nuevo León; años después nació la Compañía Estatal de Danza Contemporánea de Oaxaca, del cual ha sido semillero de muchos artistas oaxaqueños en esta disciplina.

Fuente: Secretaría de la Cultura y Artes de Oaxaca

Categorías
Sin categoría

Celebran al Palacio de Bellas Artes, al Ballet de Amalia Hernández y a Carlos Chávez con auténtica fiesta de música, danza y canto

Las expresiones artísticas y culturales del país se conjuntaron en el Palacio de Bellas Artes para celebrar una auténtica fiesta mexicana que logró conmover hasta los cimientos del inmueble y al numeroso público que se dio cita en el recinto del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura. 

Música, danza y el canto mexicanos tuvieron un gran encuentro para celebrar el 85 aniversario del Palacio de Bellas Artes, los 60 años de presentaciones ininterrumpidas del Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández en este recinto, y los 120 años del nacimiento del compositor mexicano Carlos Chávez, el pasado once de octubre en la Sala Principal donde los asistentes admiraron a más de 150 artistas en el escenario.

El concierto número 24 de la Temporada de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) fue el marco para el potente y vistoso colorido desplegado en el escenario por la Compañía Nacional de Danza (CND), el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández (BFM), el Centro de Producción de Danza Contemporánea (Ceprodac) y el Ensamble Coral Cuicatl, agrupaciones todas ellas cobijadas por la Secretaría de Cultura federal a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, motor de este proyecto que despertó azoradas exclamaciones del público.

La fiesta inició con el estreno mundial de la versión completa del ballet Pirámide, obra que el compositor Carlos Chávez plasmó en una partitura y dedicó a Amalia Hernández en 1968. Escrita en cuatro movimiento (Caos, Los dioses, Los elementos y Los hombres), el primero fue una grabación sonora de tintes contemporáneos; el segundo, un canto coral con reminiscencias prehispánicas (con Rodrigo Cadet y Rufino Montero en la dirección) y los dos siguientes una intrépida interpretación de la OSN que trajo al escenario el sonido de instrumentos aztecas, como las flautas, el teponaztle y tambores.

Ceremonia ritual, fiesta del espíritu, la celebración dio paso a una serie de sones de Michoacán y de la época de la Revolución que fueron ejecutadas naturalmente por la OSN con su director artístico, Carlos Miguel Prieto, al frente, y por diestros y elásticos bailarines del Ballet de Amalia Hernández, de la Compañía Nacional de Danza y del Ceprodac. Música y danza característicos de las diferentes regiones del país hicieron que el público no dejara de aplaudir y emitir gritos festivos para acompañar cada nota y cada paso en el escenario.

Si hasta ese momento la celebración había mantenido incluso de pie al público, con el Danzón núm. 2 de Arturo Márquez la OSN llevó a los asistentes a un punto climático con claras expresiones de fascinación: en el escenario, más de veinte parejas de bailarines, ataviados con trajes típicos de la costa del Pacífico mexicano, plasmaron un cuadro fantástico pocas veces visto, aderezado por el porte y la gallardía de los bailarines y la belleza y gracia de las bailarinas.

Sin reponerse aún de ese momento de ensueño, vinieron después las notas del segundo himno nacional: el Huapango de Pablo Moncayo, acompañado de una coreografía que hizo un emocionante repaso de los más famosos bailes y danzas regionales del país, en un frenético desfile de concheros, moros, polkas, huapangos, jaranas, viejitos michoacanos, el venado sonorense y sin faltar mariachis y rumberos.

Carlos Miguel Prieto, director artístico de la OSN, y Salvador López, director general del Ballet Folklórico de México, tomaron la palabra en un breve respiro del concierto para unirse al público en los aplausos y en agradecimientos a la Secretaría de Cultura y al INBAL y sus compañías de danza. Coincidieron que cuando se unen esfuerzos artísticos los resultados son sorprendentes, por lo que hicieron votos por continuar este tipo de colaboraciones.

Y la fiesta continuó entonces. El gran final fue la interpretación del danzón Nereidas a cargo de la OSN y las compañías de danza clásica, folclórica y contemporánea participantes, de tal forma que hasta Carlos Miguel Prieto dejó la batuta a un lado y bailó el danzón con la violoncellista para cerrar el festejo con una serie de sones de mariachi.

De esta forma, la música, la danza y el canto, las máximas expresiones del arte y la cultura mexicanas tendieron lazos y compartieron la celebración de aniversario de su recinto sede: el Palacio de Bellas Artes, el Ballet de Amalia Hernández y el gran promotor cultural que fue Carlos Chávez, primer director general del INBAL.

Fuente: INBAL

Categorías
Sin categoría

El Teatro de la Danza Guillermina Bravo cumple medio siglo como icono de la expresión dancística contemporánea

El Teatro de la Danza Guillermina Bravo celebrará 50 años de vida. La inauguración de este espacio, que se ha convertido en el escenario dancístico más importante del país y referente del género contemporáneo, se llevó a cabo el 19 de septiembre de 1969. 

Sobre los espectáculos que se presentaron en esa ocasión con motivo de su apertura, existen dos testimonios. Uno consigna que los ballets Clásico de México, Autóctono y Mexicano de Ciudad Juárez y Nacional de México ofrecieron diversas presentaciones en su temporada inaugural.

El Ballet Clásico de México, que era la compañía oficial del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), conformado por Laura Urdapilleta, Sonia Castañeda, Jorge Cano, Susana Benavides y Francisco Martínez, presentó del 19 al 21 de septiembre las coreografías: Bachianas, de Nellie Happee; Dúo, de Bodyl Genkel; Huapango, de Gloria Contreras y 8 invenciones, de Manuel Parrés, bajo la dirección general de Clementina Otero de Barrios.

El Ballet Autóctono y Mexicano de Ciudad Juárez, dirigido por el profesor Francisco Xavier Flores, ofreció un programa sobre Mito y brujería de la sierra Tarahuamara, del 25 al 27 de septiembre, en tanto que el Ballet Nacional de México, bajo la dirección de Guillermina Bravo, cerró la temporada con el estreno de la coreografía Los magos, de la propia maestra y bailarina; Refrán del soñador, de Rossana Filomarino; Daguerrotipos, de Federico Castro; Acertijo, de Luis Fandiño y El desierto, de Raquel Vázquez, del 28 al 30 de septiembre de 1969.

El otro testimonio refiere que el teatro abrió sus puertas con el montaje de la obra Zaratustra, dirigida por el Alejandro Jodorowsky, en la que participaron los actores Carlos Ancira, Isela Vega, Héctor Bonilla, Jorge Luke, Susana Karmini y Álvaro Carcaño.

Ubicado en el Centro Cultural del Bosque, el Teatro de la Danza Guillermina Bravo fue diseñado por el arquitecto Ramiro González del Sordo. Inicialmente fue un espacio de preparación para los alumnos de la Academia de la Danza Mexicana. Posteriormente, a instancias de la maestra Clementina Otero, durante su gestión como jefa del Departamento de Danza del INBAL, se destinó a espectáculos de danza y sede del Ballet Clásico de México dirigido por Otero, quien también dio cabida al teatro experimental.

Al poco tiempo se convirtió en el escenario dancístico más importante de México y actualmente es un referente para el impulso, desarrollo y difusión de la danza contemporánea.

Durante estos 50 años se remodeló en varias ocasiones. En 1981 se amplió el foro para albergar a lo más destacado de la danza, así como a los grupos independientes y a las compañías de danza apoyadas por el INBAL, como Ballet Nacional de México, Ballet Independiente, Ballet Teatro del Espacio y Compañía Nacional de Danza Folklórica. A la fecha se presentan pequeñas y grandes agrupaciones del país, además de artistas y grupos extranjeros.

El 13 de junio de 2018 el recinto se nombró Teatro de la Danza Guillermina Bravo, apelativo con el que se reconoce, por un lado, a una mujer que fue crucial en el desarrollo de la danza nacional y, por otro, a un recinto que se ha posicionado como un espacio emblemático del quehacer escénico en nuestro país.

Depositario de una tradición

“Hace 50 años no había un teatro igual. Se trata de un espacio invaluable que fue parteaguas en México, sobre todo por la época en la que surgió, ya que acababa de pasar el movimiento del 68 y el país vivía una crisis; la comunidad artística estaba en la incertidumbre, así que, como una forma de reivindicación, se creó el Centro Cultural del Bosque que incluía, por supuesto, el Teatro de la Danza”, comentó Francisco Bejarano, director general del Grupo Artístico Mexicano Macuilxóchitl, fundado en 1980.

Como un teatro icónico lo define Cecilia Lugo, fundadora, coreógrafa y directora de Contempodanza. “En lo personal creo que es el mejor teatro que hay para danza en el país. Tiene una isóptica perfecta, es cálido, tiene las medidas precisas, la iluminación es de calidad y se genera una cercanía con el público inigualable. He presentado aquí mis mejores obras… Vi cuando lo construyeron, ladrillo tras ladrillo, cuando pusieron la primera piedra”, manifestó.

Por su parte, Laura Rocha, bailarina y coreógrafa de la compañía Barro Rojo desde 1986 y directora artística de la misma agrupación a partir de 1994, expresó que la importancia de este teatro radica en haber sido el primero para esta disciplina artística. “Sienta un precedente en los teatros públicos del país. En lo personal, está profundamente arraigado en mi vida profesional. Me cobijó en mi etapa de estudiante… Para mí representa un espacio de experiencias y aprendizajes. El Teatro de la Danza, ahora llamado Guillermina Bravo, es un recinto emblemático de la cultura mexicana, específicamente de las artes escénicas. Y para Barro Rojo ha sido un testigo y cómplice de nuestra historia y crecimiento”.

Óscar Ruvalcaba Pérez, coreógrafo, bailarín y maestro, también opinó sobre la trascendencia del Teatro de la Danza Guillermina Bravo. “Es importante que sea un espacio dedicado exclusivamente a este arte. En ese sentido, creo que es como un santuario donde se va a ver, entender y revisar la danza en todos sus géneros. Es un foro donde se cultiva el espíritu de la danza y es depositario de una tradición. Lo que me resulta interesante es que este teatro tiene esa posibilidad como ave fénix, que se quema en sus propias cenizas y luego resurge más esplendoroso y fuerte; creo que esta es la condición constante de la danza en México, siempre al límite. Por eso este teatro es un espacio privilegiado”.

Guillermina Bravo, figura central de la danza mexicana del siglo XX

Durante su infancia, Guillermina Bravo (Chacaltianguis, Ver.1920—Santiago de Querétaro, Qro. 2013) recorrió gran parte del territorio del país, debido al trabajo de su padre, lo que probablemente logró que ella recibiera un conocimiento amplio de las distintas culturas mexicanas.

Sus estudios de danza clásica, moderna y folclórica los hizo en la Escuela Nacional de Danza dirigida por Nellie Campobello, en el Conservatorio Nacional de Música y en el estudio de la maestra Estrella Morales, donde fue descubierta por la bailarina y coreógrafa estadounidense Waldeen von Falkenstein, quien la invitó a participar en el Ballet de Bellas Artes.

Posteriormente continuó su desarrollo técnico y junto con Ana Mérida fundó y dirigió la Academia de la Danza Mexicana. Con Josefina Lavalle estableció la Compañía de Ballet Nacional que, a partir de 1991, se ubicó en Querétaro como el Centro Nacional de la Danza Contemporánea.

Guillermina Bravo realizó la coreografía de más de 20 obras teatrales. Además de elaborar programas técnicos de enseñanza de la danza y de coreografía, en 1969 coadyuvó a instaurar los primeros cursos intensivos de danza contemporánea para estudiantes de la UNAM; más tarde fundó el Seminario de Danza Contemporánea y Experimentación Coreográfica (UNAM-Ballet Nacional). Contribuyó a la organización de la Facultad de Danza en la Universidad Veracruzana (1975) y fundó el Ballet Nacional del Centro Nacional de Danza Contemporánea en Querétaro (1990-1991).

Durante la existencia del Ballet Nacional de México, Guillermina Bravo atrajo para trabajar en conjunto a destacados literatos, compositores, escenógrafos, maestros y críticos que aparecieron, a lo largo de varias décadas, en los programas de mano como colaboradores de la compañía, entre otros, Emilio Carballido, Mario Lavista y Carlos Monsiváis. Fue merecedora de premios y reconocimientos, como el Nacional de Danza José Limón (1989), el Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes en 1979 y la Academia de las Artes la designó Miembro honorario.

Actividades de aniversario

Para conmemorar este medio siglo de vida, el INBAL, a través de la Coordinación Nacional de Danza, ha preparado varias actividades que tienen el propósito de recuperar la memoria dancística del recinto.

Mediante el programa Anuario coreográfico. Ganadores del Premio INBAL-UAM se dará voz a quienes han sido merecedores del Premio Nacional de Danza Guillermo Arriaga, vía streaming en el canal de YouTube de la Coordinación Nacional de Danza, los viernes, la primera se realizó el 13, y continuarán los días 20 y 27 de septiembre, a las 10:00 horas.

En Travesías en el Teatro de la Danza, bailarines que han pisado el escenario de este recinto compartirán sus experiencias en un conversatorio colectivo, que tendrá lugar en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo el martes 24 de septiembre, a las 18:00 horas. El mismo día, de manera previa, se inaugurará la exposición fotográfica Bitácora de viaje. 50 años del Teatro de la Danza, alusiva a aquellos artistas que le han dado vida a este espacio.

Asimismo, la revista Interdanza publicará el álbum fotográfico Efímero y eterno. El Teatro de la Danza en imágenes, edición especial en la que se registrarán los mejores momentos de las puestas en escena del recinto. Fuente: INBAL

Categorías
Sin categoría

Se instala la Cátedra Extraordinaria Gloria Contreras de la UNAM

La Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM instaló el pasado viernes 20 de septiembre la Cátedra Extraordinaria Gloria Contreras en Estudios de la Danza y sus Vínculos Interdisciplinarios, en honor de la bailarina y coreógrafa mexicana que fundó y dirigió del Taller Coreográfico de la UNAM. 

Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural y quien preside el Consejo Asesor de la Cátedra, celebró la apertura de este espacio universitario ya que es el primero en su tipo dedicado a la danza. Las cátedras extraordinarias de la Universidad son órganos institucionales de discusión, intercambio académico y análisis crítico en torno al estudio, la promoción y la difusión del conocimiento y las aportaciones de una disciplina o tema específico.

En la reunión se aprobó la propuesta para que la creadora y académica Raissa Pomposo sea coordinadora de la Cátedra, así como la de los cuatro integrantes de su Comité Ejecutivo: Javier Contreras Villaseñor, director del Centro de Investigación Coreográfica del INBAL; Juan Meliá, director de Teatro UNAM; Didanwy Kent, docente e investigadora de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM; y Andrea Chirinos, directora de la Compañía Juvenil de Danza Contemporánea (DAJU) de la UNAM. Todas estas propuestas deberán ser ratificadas.

De igual manera, fueron aprobados el Reglamento Interno de los Cuerpos Colegiados de la Cátedra y las propuestas de programas académicos y actividades de la misma.

Además del coordinador de Difusión Cultural, a la instalación de la Cátedra asistieron Gregorio Luke, hijo de la maestra Gloria Contreras, en calidad de invitado honorario; Anel Pérez, secretaría técnica de Vinculación de la Coordinación de Difusión Cultural y del Consejo Asesor de la Cátedra; Elia Espinosa, representante del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM; Paola Aimée, coordinadora de Programas Académicos de Estudios Interdisiciplinarios del Cuerpo de la Coordinación de Difusión Cultural; Yuritzi Arredondo Martínez, representante del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades; y Mauricio Sánchez, secretario académico este mismo Centro.

Al término del evento, Gregorio Luke dijo que la creación de una cátedra académica que lleva el nombre de su madre es un acto de justicia, ya que ella siempre se preocupó no nada más por hacer danza, sino por discutirla, analizarla y pensar sobre ella. “Fue una pionera en traer estudiosos, muchos investigadores rusos y norteamericanos, para que escribieran sobre la danza. Propiciaba encuentros con escritores, poetas, pintores y, desde luego, con músicos. Logró publicar con apoyo de la UNAM más de 10 libros, y siempre tuvo esta preocupación por elevar el nivel de la danza”.

Agregó que esta expresión es la menos documentada de las artes, y por ello es relevante crear un mecanismo interdisciplinario para su estudio. “Esta posibilidad de pensar en la danza, de escribir sobre la danza, de que se registre, se filme, se discuta y se invite a investigadores de otras disciplinas, es algo que Gloria Contreras buscó toda su vida. Esto es algo que ella hubiera querido haber realizado”.

La Cátedra Gloria Contreras promoverá el estudio de la danza y sus vínculos de saber con las ciencias y las humanidades, y tendrá como objetivos primordiales:

• Crear vínculos con áreas académicas dentro y fuera de la Universidad para impulsar la relación entre teoría y práctica en los estudios de la danza;

• Promover una amplia concepción de la danza que la relacione con diversas áreas del conocimiento como pueden ser filosofía, filología, sociología, antropología, estudios políticos, literatura, historia, estética, ciencias y tecnologías;

• Generar espacios propicios para la reflexión y el pensamiento crítico que a su vez promuevan la relación entre investigación y creación; y

• Propiciar la actualización y estudio de pedagogías en la enseñanza de la danza

Para el cumplimiento de estos objetivos contará con la participación de especialistas nacionales y extranjeros que se hayan distinguido de manera sobresaliente en su labor profesional como docentes, investigadores o creadores y que cuenten con el reconocimiento de la comunidad universitaria y artística, atendiendo a enfoques de carácter interdisciplinario.

El programa llevará a cabo anualmente diversas actividades, tales como seminarios, talleres y cursos profesionales, coloquios, conferencias, clases magistrales, laboratorios y publicaciones entre otros.

Programas permanentes

La Cátedra contempla dos programas permanentes: Laboratorio Académico y Programa de Entrenamiento Profesional.

Laboratorio Académico

Este programa fomenta la experimentación e investigación artística, propiciando el estudio de las artes y sus vínculos con otras ramas del conocimiento de las ciencias y las humanidades. El Laboratorio Académico programa cursos especializados del cuerpo abordados interdisciplinariamente. Cada curso fomenta la relación entre teoría y práctica.

La pertinencia de este programa recae en atender diversas necesidades de desarrollo académico y de experimentación artística, tanto del gremio artístico a nivel profesional, como de investigadores y maestros de la Universidad y de otras instituciones.

Los ejes temáticos que responden a dichas inquietudes son tan diversos como: investigación artística, metodologías de enseñanza de las artes y experimentación artística interdisciplinaria; y propiciar el encuentro entre investigadores, artistas y reconocidos maestros que compartan a lo largo de las sesiones experiencias y saberes que enriquezcan la investigación artística, la creación y la docencia.

Programa de Entrenamiento Profesional

Este programa es el primero a nivel profesional que ofrece la UNAM en materia de entrenamiento físico, dirigido únicamente a profesionales del arte escénico. Durante varios años se han ofrecido talleres de danza con carácter recreativo, sin embargo no existía un espacio de entrenamiento físico a nivel profesional, que atendiera a un público extenso de las diferentes disciplinas artísticas como performance, teatro físico, teatro del cuerpo y danza.

Tiene el objetivo de ofrecer un espacio a todos los artistas y egresados de las escuelas profesionales de teatro, danza, performance y artes del cuerpo, para entrenarse de manera continua, ofertando clases de diversas técnicas del movimiento a nivel profesional.

Posteriormente, la Cátedra Extraordinaria Gloria Contreras, contempla dos actividades más: un Seminario Permanente de estudios del cuerpo e interdisciplina y un Diplomado en Educación Artística

Vida dedicada a la danza

Gloria Contreras (1934-2015) se destacó como coreógrafa, gestora, promotora de la danza y universitaria emblemática, considerando a la danza como una actividad creadora primordial en la formación y sensibilización de nuevos públicos.

Fundó y dirigió el Taller Coreográfico de la UNAM, referente indiscutible del quehacer dancístico de México. Con un estilo propio, caracterizado por una personalidad y sensibilidad artística, formó y cautivó audiencias generacionales y dedicó su vida a la danza para transmitirla a los universitarios creando públicos a través de sus coreografías.

Creó aproximadamente 250 obras en las cuales abarcó diversas estéticas y ritmos musicales, y propició que el ejercicio profesional de la danza tuviera reconocimiento social.

Mantuvo siempre un diálogo abierto con otras disciplinas artísticas y fue más allá de la creación, impulsó la enseñanza del ballet y otras técnicas de entrenamiento, así como la publicación de libros especializados en el tema. Dejó un importante legado documental sobre la danza en rubros como la fotografía, el ensayo y la poesía, entre otros.

Por su destacada actividad artística y profesional, Gloria Contreras fue acreedora a varios reconocimientos, entre los que se encuentran: el Premio Universidad Nacional en el área de creación artística y extensión de la cultura de la UNAM; Una Vida en la Danza, del Instituto Nacional de Bellas Artes; el Premio Guillermina Bravo; el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes otorgado por la Secretaría de Educación Pública. Asimismo, se le reconoció como Creadora Emérita del Sistema Nacional de Creadores de Arte, además de que fue miembro de Número de la Academia de Artes de México y del Consejo Internacional de la Danza de la UNESCO.

Fuente: Difusión Cultural UNAM

Categorías
Sin categoría

Triunfal gira internacional de la Compañía de Danza Folclórica de la UAM

Profesionalismo, disciplina y entrega son algunas de las cualidades que distinguen a los artistas que conforman la Compañía de Danza Folclórica de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), invitada –por segunda ocasión– a realizar una gira internacional por Bélgica y Países Bajos. 

La agrupación acudió al 53th International Folclore Festival Westerlo, al Bonheidans International Festival y al Folclore Festival Danshappening aan Zee y se ganó el aplauso y el entusiasmo de las audiencias, lo que “nos llenó de orgullo por haber representado a la Institución y a México”, haciendo lucir los colores, los trajes típicos y la música nacionales, relató la maestra Violeta Xóchitl Chávez Valencia.

 “Dejamos los nombres del país y de la UAM en alto por este éxito, que fue un logro más en el que destacaron la entrega y la pasión de los bailarines, así como los matices y la elegancia del vestuario y la música; en cada exhibición, movimiento y nota entregamos el corazón”, por lo que “nos pidieron que regresemos a la siguiente edición” de esos encuentros artísticos.

 En entrevista, la directora de la Compañía narró que durante la gira compartieron experiencias con otros grupos invitados, lo que “nos permitió aprender unos de otros e incluso hubo intercambios culinarios, por lo que fue un viaje fraterno” que puede definirse como un trueque cultural y cordial con ejecutantes provenientes de Hungría, Italia, Francia, Polonia y Laos, entre otras naciones.

 Los 26 integrantes de la agrupación brindaron un recorrido musical y dancístico de varias regiones del país para destacar el tinte maravilloso del folclor nacional, acompañados por el ensamble Arrajatabla. El programa de presentaciones incluyó un flashmob en la explanada del CoBrA Museum of Modern Art, de Ámsterdam, que será parte de las actividades de la próxima exposición México: Politics, identity, sex and dead, con obras pertenecientes al acervo del Museo de Arte Moderno.

 Fue relevante “mostrar nuestra historia en otras latitudes y dar una proyección internacional de la Casa abierta al tiempo en este ámbito, considerando que México es un territorio rico en tradiciones y expresiones artísticas”, de ahí que “la danza nos une y puede derribar fronteras.

 “Este periplo brindó a los jóvenes la posibilidad de conocer expresiones tradicionales de otros pueblos del mundo y unirnos en un lenguaje universal”, puntualizó la egresada de la Escuela Nacional de Danza Folclórica del Instituto Nacional de Bellas Artes que agradeció a profesores y trabajadores de la Unidad Azcapotzalco, y a la Asociación de montañismo NINDO el apoyo proporcionado para la realización de este proyecto. También reconoció la dedicación, el amor y la disciplina de los alumnos que integran la Compañía y el esfuerzo de sus familias.

Fuente: Dirección de Comunicación Social UAM

Categorías
Sin categoría

La temporada de danza Patria grande regresa al Centro Cultural del Bosque

Para celebrar con diferentes manifestaciones artísticas las Fiestas patrias, la Coordinación Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) presentará en septiembre la temporada Patria grande en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo y la Plaza Ángel Salas del Centro Cultural del Bosque, en la que participarán 10 agrupaciones que mostrarán la esencia de aquellas danzas folclóricas que le han dado identidad a nuestro país. 

La festividad dancística, que regresa después de cinco años, incluye repertorio representativo de diversos estados de la República Mexicana. El acceso será gratuito para todas las funciones en las que participarán la Compañía de Danza Folklórica Xochicalli, de Guerrero; el Ballet Folklórico del Municipio de Querétaro; el Taller de Danza Folklórica de la Universidad Juárez del Estado de Durango; el Ballet Folklórico de la Universidad Autónoma de Yucatán; el Grupo Artístico Mexicano Macuilxóchitl y la Compañía Nacional de Danza Folklórica de Nieves Paniagua, de la Ciudad de México.

También participarán la Academia de la Danza Mexicana, la Escuela Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello, la Escuela Nacional de Danza Folklórica, así como la actuación individual de la bailarina Paula Villaurrutia.

La Compañía de Danza Folklórica Xochicalli presentó en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo los días siete y ocho de septiembre el espectáculo El fandango guerrerense que muestra la riqueza del folclore del estado de Guerrero, el cual se caracteriza por su estilo, el respeto a la originalidad y la estética de las danzas.

La bailarina Paula Villaurrutia representará Flores blancas (cuando llorar no se puede), danza tradicional con una mirada y tratamiento contemporáneo que aborda los conflictos surgidos entre una mente y cuerpo alterados por estados de ansiedad, estrés y/o depresión. Miércoles 11, a las 20:00 horas, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo.

El Ballet Folklórico del Municipio de Querétaro llegará con Raíces de mi pueblo, integrado por repertorio local y de otras entidades de nuestro país. Jueves 12, a las 20:00 horas, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo.

La Academia de la Danza Mexicana bailará un programa conformado por cuatro coreografías: Santiagos ixhuatecos, Corazón de la Huasteca, Saa guidxi San Blas y Sones y jarabes de Nochistlán, el jueves 12, a las 16:30 horas, en la Plaza Ángel Salas. En tanto que representantes de la Escuela Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello interpretarán En la historia vivirá la gloria del trono azteca (Danza de las moras, Mochitlán, Guerrero), El que anda y se levanta (danza kikapú y bailes fronterizos de Coahuila) y Ludopatía y ¡Pásele marchanta!, el viernes 13, a las 16:30, en la Plaza Ángel Salas).

Con base en la experiencia y el legado de su directora, la maestra Nieves Paniagua, la Compañía Nacional de Danza Folklórica cimbrará el escenario con la propuesta Danzas y bailes, origen y tradición de México, integrada por piezas de Chiapas, Puebla, Oaxaca, Hidalgo, Chihuahua, Yucatán, Tlaxcala, Guerrero y Jalisco. El sábado 14, a las 19:00 horas, el domingo 15, a las 18:00 y el jueves 19, a las 20:00, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo.

El Grupo Artístico Mexicano Macuilxóchitl ofrecerá al público Presencia de México en el mundo, montaje que combina la poesía, la música, el canto, la lírica, los bailes y danzas populares en un recorrido que pone de manifiesto la diversidad cultural de nuestro país. Miércoles 18, a las 20:00 horas, miércoles 25 y jueves 26, a las 16:30 horas, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo.

La Escuela Nacional de Danza Folklórica del INBAL llegará con diversas coreografías: Algarabía peninsular (Yucatán), Algarabía peninsular (Campeche), ¡Baila viejo, porque se acaba! (Tabasco), El chiflido del vaquero (calabaceado) y Desdicha (huasteco). El jueves 19 y viernes 20, a las 16:30 horas, en la Plaza Ángel Salas.

El Taller de Danza Folklórica de la Universidad Juárez del Estado de Durango ofrecerá Mosaico folklórico,integrado por bailes representativos de Chiapas, Veracruz, Tamaulipas, Aguascalientes, Jalisco, Zacatecas, Chihuahua, Nuevo León y Durango (polkas y chotis). El sábado 21, a las 19:00 horas y domingo 22, a las 18:00, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo.

El programa concluye con el Ballet Folklórico de la Universidad Autónoma de Yucatán que sorprenderá con Yucatán y sus raíces, al mostrar la evolución cultural, dancística y musical de dicho estado. El sábado 28, a las 19:00 horas y domingo 29, a las 18:00, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo.

Fuente: INBAL

Categorías
Sin categoría

Ardentía, Aksenti Danza Contemporánea, Danza Visual y A Poc A Poc se presentarán durante septiembre en Los Pinos

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) a través de la Coordinación Nacional de Danza, se suma a las acciones de la Secretaría de Cultura con la programación de diferentes compañías de danza, durante el mes de septiembre, en el Complejo Cultural Los Pinos, con lo que contribuye a fortalecer la difusión y promoción del arte en nuestra sociedad. 

Los grupos que se presentarán son Ardentía, de Reyna Pérez; Aksenti Danza Contemporánea, de Duane Cochran; Danza Visual, de Patricia Marín y Leonardo Beltrán; y A Poc A Poc, de Jaime Camarena, con funciones de entrada gratuita.

Ardentía bailará Bajo la mirada de Carmen, una adaptación de la ópera Carmen, de Georges Bizet. Es una invitación a reflexionar sobre un problema que hoy en día atañe a la sociedad en general: la violencia de género. Se presentará los sábados 7, 21 y 28, y domingos 1, 8, 22 y 29, a las 15:00 horas, en la explanada de la Casa Miguel Alemán.

Aksenti Danza Contemporánea llegará con Nisi Dominus, montaje conformado por dos piezas: El reflejo inefable, que confronta con la imposibilidad de mirarnos al espejo y Nisi Dominus, que habla de la bendición y la luz de un ser supremo. Se presentará el sábado 7 y el domingo 8, a las 15:00 horas, en el Salón López Mateos.

Danza Visual interpretará Desde el caparazón de la tortuga, espectáculo transdisciplinario que conjuga danza, teatro, música en vivo, artes visuales y circenses, el cual reinterpreta el clásico infantil Momo, de Michael Ende. Exhorta al público a meditar en torno a la vida, el tiempo y el uso que le damos. Sábado 14, a las 15:00 horas, en el jardín La Hondonada.

Finalmente, A Poc A Poc cerrará el mes con La fiesta de los bárbaros, espectáculo festivo y divertido que busca despertar la conciencia sobre la reutilización y reciclaje de los desechos plásticos. Dirigida a niñas y niños a partir de los cuatro años y hasta mayores de 80. Se presentará el sábado 21, a las 15:00 horas.

Fuente: INBAL

Categorías
Sin categoría

Chilpancingo recibe a la compañía A Poc A Poc con «En Código Bolero»

Con éxito se presentó en el Auditorio Estatal Sentimientos de la Nación, la obra de danza contemporánea «En Código Bolero», la cual forma parte de los Circuitos Dancísticos de la Región Centro del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) que dirige Lucina Jiménez, en coordinación con la Secretaría de Cultura del Estado de Guerrero a cargo de Mauricio Leyva Castrejón; ratificando así el apoyo irrestricto del gobernador Héctor Astudillo Flores con las actividades artísticas y la difusión de la cultura en nuestra entidad. 

Cientos de capitalinos disfrutaron de un domingo artístico donde los lenguajes dancísticos se mezclaron con boleros clásicos y un sutil sabor a cabaret.

«En Código Bolero» es dirigido por el coreógrafo mexicano Javier Camarena y representado por la compañía A Poc A poc; la obra representa la dulce limerencia, la enfermedad del amor, en donde este género musical es diseccionado a través de cuatro códigos en un recorrido auditivo y visual por 18 de los más clásicos boleros, que han sido seleccionados cuidadosamente por su ritmo, voces e interpretación; además nos seduce con una mirada fársica, atemporal, dentro de un discurso poético que nos adentra al ideario del amor.

En el evento se contó con la presencia del Secretario de cultura Mauricio Leyva Castrejón y los Subsecretarios Olivia Hidalgo Domínguez y Jesús López Baza.

Fuente: Secretaría de Cultura Guerrero