Categorías
Sin categoría

Un sueño, encarnar a Julieta: Ana Elisa Mena, primera bailarina de la Compañía Nacional de Danza

La música de Serguéi Prokófiev, interpretada por la Orquesta del Teatro de Bellas Artes (OTBA), bajo la batuta de Jonás Alber, en la versión coreográfica del sudafricano John Cranko, e interpretada por los integrantes de la Compañía Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), se presentará en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes en su 85 aniversario. 

Para Ana Elisa Mena, primera bailarina de la CND, quien con el bailarín cubano Alejandro Hidalgo conforma la pareja de protagonistas del ballet trágico Romeo y Julieta, interpretar a Julieta es un sueño que tenía pendiente, por lo que espera feliz el día del estreno.

La bailarina, quien ingresó a la CND en 2010 y cuatro años más tarde obtuvo el título de primera bailarina, señaló que “es una gran responsabilidad inaugurar la temporada con un ballet que hace más de una década no se presenta y aunque los ensayos son muy arduos, todo debe verse muy natural”, comentó.

Ante una obra coreográfica demandante, que implica apropiarse del personaje de forma que se evite sobreactuar y que se perciba lo más natural posible, la bailarina necesita que el personaje de Julieta proyecte la inocencia de una niña de 14 años, lo que implica, dijo, un proceso complejo.

Respecto a su pareja artística, el bailarín Alejandro Hidalgo, comentó que es nuevo en la CND y nunca había cruzado palabra con él, sin embargo, en algún momento en que estaba solo pudieron comenzar a ensayar las rutinas.

“Cuando empezó a cargarme dije: este muchacho lo hace muy bien”; incluso, a la repositora inglesa Jane Bourne, especialista en las piezas de Cranko, le gustó la pareja que hicimos.

“Pasaban los ensayos y la química se dio muy bien. Físicamente él es Romeo, así me lo imagino, estoy fascinada con Alejandro”, dijo Ana Elisa, quien comenzó sus estudios de ballet a la edad de tres años en el sistema de la Royal Academy of Dance.

Consideró importante la afinidad entre la pareja artística, ya que la gente llega con una expectativa y hay que darle gusto, sobre todo en una obra tan conocida como la trágica historia de amor de Romeo y Julieta.

“Si no te llevas bien con tu pareja hay que sacar las dotes histriónicas y a veces no es tan fácil, ni resulta creíble”, apuntó la primera bailarina, quien ha protagonizado ballets como El lago de los cisnesGiselleLa CenicientaLa sílfide y el escocésCoppéliaCarmen El Cascanueces, entre otros.

Al referirse a la parte técnica, explicó que las “cargadas” son muy complicadas, ya que hay muchas cosas fuera de eje, por lo que es una asociación difícil. “Los dos tenemos que estar muy conectados y siguiendo la música para ir bien coordinados”.

Ana Elisa, originaria de Coahuila, quien compartió su emoción y desea que toda su familia del norte venga a verla, invitó al público a que asista a una de las 10 funciones de la temporada, que está programada del 20 de octubre al 10 de noviembre, ya que será una puesta en escena fabulosa en la que se contará con diseño de escenografía y vestuario de Elizabeth Dalton.

Fuente: INBAL