Categorías
Sin categoría

Mostraron habilidades actores, bailarines y músicos con capacidades diferentes

Teatro, danza, música y stand up con interpretación de actores, bailarines y músicos con capacidades diferentes tuvieron lugar en el segundo día de actividades del Primer Encuentro Arte y Discapacidad: Territorios explorados que se llevó a cabo en foros del Centro Nacional de las Artes (Cenart). 

El encuentro, organizado por la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) mediante el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza (Cenidi Danza) José Limón,  reunió a artistas, académicos y promotores culturales interesados en construir una política pública de inclusión a partir de las artes, por lo que se incluyeron conferencias, charlas y mesas redondas, así como talleres, un ciclo de cine y muestras de música, danza y teatro.

El viernes, luego de que por la mañana se realizaran la conferencia Interrogaciones en torno a la discapacidad y la mesa redonda Danza y discapacidad: enfoques y metodologías, en el Teatro Raúl Flores Canelo del Cenart, se realizó una demostración práctica del talento y potencial de artistas sordos, mudos, invidentes y con capacidades diferentes.

El experimentado grupo de actores de la compañía Seña y Verbo. Teatro de Sordos, bajo la dirección de Bruno Salvador, presentó fragmentos de la obra Acting, espectáculo de técnica impro, en la que el público planteó palabras y el grupo improvisó historias contadas en Lengua de Señas Mexicana, en diferentes estilos y géneros.

Acompañado de un presentador y un músico en escena, los actores mostraron su creatividad al improvisar sobre el escenario, a partir de la palabra “manzana”, la historia dramática de una pareja que lucha por su amor, pues un hombre envidioso envenena una manzana que le da a comer a la chica. En una segunda propuesta, esta vez con la palabra “enciclopedia” y con danza contemporánea, se representó la historia de dos hermanos unidos fraternalmente por el conocimiento y una enciclopedia. Al final, realizaron un monólogo con la palabra “jabón”.

Por su parte, la compañía de danza Fuga Danza, que dirige la maestra y pedagoga Leticia Peñaloza, participó con una coreografía en construcción para mostrar las ventajas de la danza con bailarines de habilidades mixtas. En el escenario, tres artistas en silla de ruedas y tres bailarinas se entrelazaron en una danza fraterna, colectiva y esperanzadora, “una muestra de arte en la cual la inclusión no es sólo un deseo o una buena intención, sino una realidad en la que los grupos se forman y complementan, y en la que las personas encuentran un medio para expresarse a través de la danza”.

En seguida, el Ensamble de Djenbés, dirigido por Samuel Koff, hizo una demostración de la manera en que la música conecta a los seres humanos, mediante un breve concierto de tambores africanos titulado Llamado del corazón, en el que participaron 10 percusionistas, niños, jóvenes y adultos, con capacidades diferentes.

“Cuando uno se conecta con el tambor y se puede entrar en un estado de meditación a un encuentro con uno mismo; el cuerpo se siente vivo y conectado con la Tierra, se abre un espacio donde todos tenemos cabida y nos comunicamos de corazón a corazón”, dijo el director.

En tanto, la compañía Teatro Ciego, a cargo de Juan Saavedra, presentó dos números de stand up con actores invidentes: Marco Antonio Martínez y Erika Bernal, quienes contaron al estilo standupero las visicitudes de los invidentes con el mundo exterior, principalmente en las calles y el Metro de la ciudad, provocando carcajadas y aplausos del público.

Juan Saavedra agradeció la invitación al grupo e hizo votos porque este tipo de actividades se incremente en todo el país para atender en mayor medida a un sector de la población que requiere de espacios de expresión y comprensión.

Coordinado por el especialista Fernando Aragón Monroy, el Primer Encuentro Arte y Discapacidad: Territorios explorados concluyó el sábado 26 de octubre. Se ofrecieron la conferencia Arte y discapacidad, a cargo de Beatriz Miranda, del Instituto de Estudios Críticos, y Programa de inclusión del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, con Alberto Lomnitz, del INBAL.

Se realizaron talleres y proyecciones de cine y se concluyó con un programa artístico en el que participarán la compañía Fuga Danza, de Leticia Peñaloza; el destacado cantante de ópera Alan Pingarrón, y la compañía de danza Así Somos que dirige la maestra MariCarmen Legaspi.

Fuente: INBAL

Categorías
Sin categoría

Se llevó a cabo la Temporada de Graduación de alumnos de la ENDCC

Para mostrar los conocimientos adquiridos a lo largo de su carrera artística, alumnos del 5º año de la Licenciatura en Danza contemporánea de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea (ENDCC) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura participaron en la Temporada de Graduación en el Teatro Raúl Flores Canelo del Centro Nacional de las Artes, los pasados días 27, 28, 29 y 30 de junio. 

El programa estuvo integrado por las piezas Heat Beat-en el futuro va a hacer calor, un ejercicio coreográfico que es resultado de laboratorio y taller de exploración de la institución en el que los interpretes son a la vez creadores de un movimiento que busca salirse de los cánones tradicionales para generar improvisaciones de movimiento a partir del placer. La dirección es de Amanda Piña y los asistentes de coreografía son Rosa Villanueva e Yseye Appleton.

La obra A los pies del cielo, creada por Beatriz Madrid, con música de Giovanni Battista, una pieza majestuosa que se maneja en diferentes planos para plantear las evocaciones de los seres que caen y las mujeres que se mantienen firmes ante la vida; y la obra ¿Cuándo dura el tiempo presente?, coreografía de Ester Lopezllera, con música de Wim Mertens y Meredith Moni, entre otros. 

“La propuesta es que los alumnos próximos a egresar tengan contacto con los coreógrafos activos y reconocidos de México e internacionales para que el tránsito hacia la vida profesional sea más fácil para ellos, tengan el conocimiento de otras propuestas estéticas y artísticas, y se inserten en la vida profesional”, comentó Laura Rocha, maestra de la ENDCC.

Explicó que en el último año de la Licenciatura en Danza contemporánea de la ENDCC los alumnos tienen un acercamiento con distintos coreógrafos para ampliar también su lenguaje, conocer otros espacios y abordar el hecho creativo. “Lo más importante es que se conviertan en unos bailarines versátiles, que tengan la capacidad de integrarse a cualquier propuesta artística y de acuerdo con los coreógrafos con los que quieran participar”,

Dijo que esta forma de trabajo permite además que los coreógrafos manifiesten su interés de trabajar con alguno de los futuros coreógrafos. “”Es importante por la versatilidad, el manejo de distintos lenguajes y el trabajo que se genera con diversos creadores, entre los que se encuentran Raúl Parrao, Marco Antonio Silva, Cecilia Lugo, Lidia Romero, Ruby Gámez, Adriana Castaños, Leticia Alvarado, Jaime Camarena y Cecilia Appleton”.

Consideró que dentro de la Temporada de Graduación se procura siempre ofrecer al público asistente un programa completo que esté a cargo del grupo participante. “El programa se diseña de acuerdo con las características del grupo, en ocasiones ellos nos dan las propuestas de con quien les gustaría trabajar. Es una experiencia muy buena porque es el cierre de su carrera, pero además la escuela tiene sus prácticas escénicas y propiciamos que haya funciones extramuros que les permiten adaptarse a distintos espacios.

La Temporada de Graduación es inclusive la suma de todas las materias, afirmó. “En los últimos años hemos tenido un número considerable de egresados, algo que aplaudimos porque demuestra que estamos haciendo un buen trabajo. Los alumnos egresados de la ENDCC salen bien preparados técnica e interpretativamente, y el hecho de tener esa constancia en el terreno escénico los hace versátiles y se pueden adaptar a cualquier proyecto.

“Somos una escuela que prepara muy bien a los futuros bailarines profesionales y que tiene una formación rigurosa, y es importante que los egresados no desfallezcan ante la realidad profesional que existe. En la escuela fortalecemos ese carácter para estar en la vida profesional, además de que es importante llenarse de referentes para que cuenten con diferentes modalidades que respondan a sus necesidades.

Fuente: INBA