Regresó a México la bailarina india Sujata Mohapatra, figura internacional de la danza odissi

Sujata Mohapatra, una de las figuras icónicas de la danza odissi en el mundo, se presentó por segunda ocasión en México para mostrar la belleza de este género originario de India. La intérprete fue la invitada especial de la función que organizó la agrupación mexicana Guru Kripa Odissi el pasado domingo 16 de junio en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo del Centro Cultural del Bosque. 

Para la compañía es de gran importancia contar con la colaboración de la bailarina, ya que su misión ha sido difundir el legado de las danzas tradicionales de India. La presencia de Mohapatra fue posible gracias al apoyo de la Casa de Cultura de India en México, la primera institución promotora del arte y la cultura de la nación asiática en nuestro país.

La interpretación de la artista india Sujata Mohapatra resalta particularmente por su estricto apego al estilo y por sus movimientos líricos, los cuales son la personificación de la gracia y de la perfección técnica de la escuela de Kelucharan Mohapatra. Todo lo aprendido lo ha compartido con aquellos que han mostrado su interés por la danza odissi a través talleres impartidos en India y en países como Estados Unidos y Rusia. Su labor ha sido reconocida con numerosos premios.

Margam. La senda del odissi, programa que presentó Guru Kripa Odissi México, estuvo integrado por cinco piezas que ofrecieron a los asistentes a una experiencia a través de la fusión de la música, la danza y la poesía.

La primera pieza es Mangalacharan, danza que marca la entrada de los bailarines al escenario para invocar la bendición de Jagannath y tener un comienzo auspicioso. La segunda es Batu, baile de técnica pura que representa una ofrenda en honor al señor Batuka Bhairava, uno de los 64 aspectos de Shiva. Abhinaya, la tercera, es una representación de un bhava o emoción profunda expresada en una canción, que tradicionalmente proviene del Geeta Govinda, poema de amor en sánscrito del siglo XII.

Pallavi es la cuarta pieza. Si bien es una danza pura y elaborada, su patrón rítmico es como el desarrollo de una flor: belleza in crescendo. El raga (ritmo) se desarrolla de forma gradual para crear un tapiz de música y movimiento. La última es Moksha, que significa salvación: la liberación definitiva de la experiencia de la vida humana y la integración del alma con la divinidad.

Guru Kripa Odissi México es un colectivo independiente formado en la Ciudad de México a finales de 2016, con alumnas del bailarín indio Soumya Bose, quien a partir de 2015 visita el país dos veces por año.

Las integrantes de la compañía que iniciaron su entrenamiento en la danza odissi desde inicios de la actual década en el Centro Cultural de la Embajada de India en México viajaron a Balasore, Odisha, India, para recibir su enseñanza en una escuela tradicional. A su regreso a nuestro país quisieron difundir lo que se conoce como sadhana, es decir, la práctica de la danza con el legado y la técnica directa del afamado coreógrafo indio Kelucharan Mohapatra.

Fuente: INBAL

Respeto por la diversidad, espíritu del Primer Festival de Danza Gay de la Ciudad de México

México vive un momento cultural y social idóneo para recordar a su gente que debe existir respeto por la diversidad, asevera el bailarín y coreógrafo potosino José Rivera Moya, creador del Primer Festival de Danza Gay de la Ciudad de México Teoría del arcoíris que se propone impulsar este derecho humano, el cual se realizará del 7 al 9 de junio, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo, escenario donde algunos de los principales exponentes de la danza gay en nuestro país mostrarán sus propuestas. 

Rivera Moya, director de la compañía La Cebra Danza Gay y quien desde hace más de dos décadas ha encabezado un movimiento dancístico único que ha dado voz a la comunidad LGBTTTI, comenta que tenía la necesidad de establecer un festival oficial que, además de posicionarse como un proyecto a favor de los derechos por la diversidad sexual, fuera una ventana de acercamiento a las propuestas artísticas de diversas generaciones que dan cuenta del devenir de la danza gay en México.

Entre las agrupaciones participantes en este encuentro destacan: las compañías La Cebra Danza Gay y México de Colores, así como los artistas Arturo Lugo El Chino, Carlos Martínez, Edgar Pol-Toto, Tomás Gabriel Larraguivel Ornelas, Bryan Cárdenas, Carlos Blanco y Rey Flores.

Para José Rivera es importante recordar que hace 20 años eran escasos los artistas que portaban con orgullo la bandera del arcoíris: “Éramos muy pocos los que hablábamos de este tema; como un oasis en el desierto. En ese entonces éramos La Cebra, Horacio Francio, Tito Vasconcelos, Las Reinas Chulas, Julián Hernández, entre otros. Desde nuestras trincheras hacíamos lo que podíamos”.

Si bien el exintegrante del Ballet Independiente, y después director artístico del mismo entre 2012 y 2015, considera que la homofobia difícilmente se acabará en México porque “se trata de un problema social y cultural muy fuerte”, reconoce que hay grandes logros en cuanto al respeto a la diversidad, y no sólo en la capital, sino también en los estados, donde ya se pugna, por ejemplo, por el matrimonio entre personas del mismo sexo, la adopción por parte de parejas homosexuales y mejores servicios de salud para los enfermos de VIH.

Por todo este contexto es que el coreógrafo potosino considera que el Primer Festival de Danza Gay de la Ciudad de México Teoría del arcoíris es más que oportuno y pertinente en este momento de transformación que experimenta nuestro país en todos los sentidos: “Necesitamos hacernos más visibles de lo que ya somos, y este festival contribuirá en mucho para ello”.

Rivera Moya se dice satisfecho de la curaduría del encuentro, ya que después de que su compañía La Cebra Danza Gay hizo escuela en la materia, han surgido importantes propuestas dancísticas que abordan con mayor libertad esta temática en la actualidad, y no sólo en el ámbito de la danza contemporánea, sino también en géneros como el ballet, el folclor, el flamenco y el tango.

Por último, sostiene que el festival está dirigido a todo público: “Este proyecto es para todos y todas. La diversidad es un tema que nos atañe a todos como mexicanos. La diversidad existe en los roles sociales y en toda nuestra vida y cotidianeidad; en todo lo que vemos, tocamos, sentimos y hablamos. En todo hay diversidad y por eso este festival es para todos”.

Las funciones del Primer Festival de Danza Gay de la Ciudad de México Teoría del arcoíris serán el viernes 7 a las 20:00, el sábado 8 a las 19:00 y el domingo 9 a las 18:00 en el mencionado foro del Centro Cultural del Bosque.

Fuente: INBAL