Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández ofrecerá un viaje dancístico por México en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris

Después de una larga espera, el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández regresó al Teatro de la Ciudad Esperanza Iris con un espectáculo especial que recorrió de manera dancística y musical diversos estados de la República Mexicana y concluyó funciones el pasado sábado 24 de julio, en el recinto de Donceles, una de sus principales sedes.

“El Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández es un museo andante de la danza mexicana, una explosión de ritmo y coloridos trajes típicos que ofreció una fiesta para celebrar el patrimonio musical y dancístico de México”, expresó Vannesa Bohórquez López, titular de la Secretaría de Cultura capitalina.

La funcionaria destacó que es un gran honor que el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, de gran relevancia cultural e histórica, haya recibido en su escenario a uno de los ballets más afamados en la historia de la danza mexicana, creado en 1952 por la bailarina, maestra y coreógrafa Amalia Hernández, fallecida en noviembre del 2000, “quien supo condensar el folclor mexicano para hacerlo vigente hacia otras latitudes y continentes”.

En la presentación del pasado miércoles 21 de julio, la compañía de danza obsequió a los espectadores una pieza emblemática: “Sones antiguos de Michoacán”, la primera en la que combinó las técnicas de danza moderna y clásica para adaptarlas a la danza folklórica, que le mereció recibir el Premio de Radio y Televisión en 1953 por dicha coreografía.

Para la velada del sábado 24 de julio, el Ballet Folklórico de México ofreció un innovador y revolucionado espectáculo que celebra lo mexicano a través de sus bailes, sus sonidos y su colorido vestuario, bajo la dirección de Salvador López López y la dirección artística de Viviana Basanta, que contó con mariachi y música jarocha en vivo.

Los asistentes disfrutaron de Fiesta en Tlacotalpan, con sus mojigangas y jaraneros, además de Danza del Venado y Fiesta en Jalisco, entre otras piezas.

El Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández es un hito en la historia de la danza mexicana por su compleja visión escénica del México profundo bajo un modelo de gestión cultural que se caracteriza por un trabajo de investigación en los diferentes estados de la República Mexicana, para el riguroso reconocimiento y presentación de danzas tradicionales y rituales, música, costumbres y trajes típicos que toman los escenarios.

Con más de 30 millones de espectadores e innumerables reconocimientos y gracias a las más de 120 coreografías originales, elaborados trajes típicos y artistas de primer nivel, la compañía se consolida como el conjunto más emblemático del género con un repertorio clásico que se renueva para mantener el legado artístico de Amalia Hernández.

Fuente: Secretaría de Cultura CDMX

Comentarios