La danza engalana Noche de Museos en homenaje al artista Manuel Felguérez

La danza formó parte de la experiencia visual, sensorial y creativa de los visitantes presenciales y en línea del programa Noche de Museos en el Centro de las Artes de Nuevo León, en el que se rindió un homenaje póstumo al célebre artista mexicano Manuel Felguérez (1928- 2020).

El programa Noche de Museos de CONARTE volvió a realizarse de manera presencial, luego de un año de no poder hacerlo por la pandemia del COVID-19. En esta ocasión el evento giró en torno a la exposición- homenaje Manuel Felguérez, Una experiencia creativa, que se exhibe actualmente en la Sala Principal de la Nave Dos del Centro de las Artes de Nuevo León.

El evento estuvo conformado con la conferencia Escultura pública en México, Manuel Felguérez monumental, que ofreció el doctor Rodrigo Ledesma Gómez, catedrático del Departamento de Imagen de la UDEM; un recorrido guiado por la exposición Manuel Felguérez, Una experiencia creativa; un espectáculo de danza contemporánea titulado Ruptura sincrónica y la presentación del proyecto La máquina estética, Homenaje a Manuel Felguérez por La Lucha Libre.

La sección dancística del evento corrió a cargo de los hermanos, el bailarín Emiliano y la artista visual Kamilia Jiménez, quienes unieron su talento y creatividad para crear un espectáculo de danza contemporánea titulado Ruptura sincrónica, basado también en la obra del maestro Felguérez.

Emiliano sincronizó los movimientos de su cuerpo con las proyecciones de imágenes de video inspiradas en las obras del artista zacatecano.

En tanto, el colectivo artístico La Lucha Libre, conformado por Lourdes Ramos y Miguel Herrera se dio a la difícil tarea de emular la famosa Máquina Estética de Felguérez para la creación de obras.

“La Máquina estética”, es un proyecto en el que Felguérez desarrolló un programa en una computadora pionera para crear composiciones aleatorias de figuras geométricas que luego él convertía en pinturas y esculturas.

“Nosotros creamos un prototipo de una programación de un algoritmo, que está haciendo un símil, o una emulación a la Máquina Estética del maestro Felguérez, pero con elementos contemporáneos, lo cual ha sido un reto muy interesante”, manifestó Lourdes Ramos.

“Las computadoras de Felguérez eran muy grandes, ocupaban casi una habitación y los resultados no eran tan inmediatos, nosotros tenemos algunas herramientas digitales más contemporáneas que nos pueden dar resultados más rápidos, sin embargo empezamos a trabajar con la modificación de la señal de video, entonces en nuestra pieza de hoy estamos invitando a la gente a que de manera individual puedan activar una pieza que va generar imágenes inspiradas en la obra de Felguérez que tiene sus geometrías recurrentes y su paleta de color”, explicó.

“El visitante se va parar frente a una cámara que lo va a registrar, estas imágenes de video van a entrar a una computadora, con este algoritmo prototípico se va a empezar a transformar esta señal de video en una señal geometrizada, basándose las obras de Felguérez y los colores”.

En otra actividad, los asistentes fueron invitados a participar en la creación de dos obras colectivas, con los elementos geométricos colores de las piezas de Felguérez. Es resultado fue por demás interesante.

Manuel Felguérez

Pintor y escultor mexicano, nace en Zacatecas en 1928. En los inicios de su educación artística se inscribió en la Academia de San Carlos de la cual salió después de 4 meses por su desacuerdo en el énfasis que se hacía de la Escuela Mexicana de Pintura, tema caduco y demasiado explotado para la época del artista. Sin embargo, continuó su educación en La Esmeralda, en la Escuela Nacional de Artes Plásticas y en otras dos academias parisinas gracias a una beca del gobierno francés.

A su regreso a México se une primero al movimiento de artistas abstractos nacionales que forma parte de la Generación de la Ruptura. En su trayectoria ha recibido como distinciones la Beca del gobierno francés (1954); el Segundo Premio de Pintura en la Primera Trienal de Nueva Delhi, India (1968); el Gran Premio de

Honor en la XIII Bienal de Sao Paulo, Brasil (1975), la Beca Guggenheim (1975), el Premio Nacional de Ciencias y Arte en el área de Bellas Artes, México (1988), y en 1993 fue designado Creador Emérito por el Sistema Nacional de Creadores de Arte de México. Entre sus obras más características, cabe reseñar:

En busca de la gaviota (1957), donde plasmó con lúcido rigor un conjunto abigarrado de elementos y tonalidades que poseen vigorosa individualidad a pesar de su integración plena, es, sin duda, una de las obras maestras de la pintura mexicana contemporánea. Otras obras suyas son: Kabal (1978), Ojos de mariposa (1979) y El sueño de Teseo (1983).

Video de la transmisión:

 https://www.facebook.com/conartenl/videos/430058288291569

Fuente: CONARTE

 

Comentarios