Concluye el XI Festival de Danza Jorge Luis Ortíz con una cascada de premios

Por Óscar Flores Martínez

Con los galardones al coreógrafo y maestro Jaime Blanc (premio “Guillermina Bravo” a la trayectoria coreográfica), a la maestra y bailarina Isandra Reyes Becerra (“premio “Alejandro Schwartz” a la trayectoria artística) y a la maestra María del Carmen Montejo (premio “Pedro R. de la Sota a la labor docente en ballet), finalizó la edición XI del Festival de Danza Jorge Luis Ortíz, la noche del pasado martes 14 de mayo, en la Casa del Lago de la Universidad Veracruzana, en la ciudad de Xalapa.

 En una ceremonia encabezada por Daniel Acevedo (Director General) y Jorge Alfredo Ríos (Director Artístico) del grupo Vera Danza, el grupo anfitrión otorgó los reconocimientos resaltado aspectos biográficos y profesionales de los galardonados.

En el caso del premio “Guillermina Bravo”, los integrantes de Vera Danza resaltaron el notable trabajo creativo realizado por Jaime Blanc Zamora, primero en el acervo coreográfico del Ballet Nacional de México, así como en años recientes para diversas instituciones dancísticas como el Colegio Nacional de Danza Contemporánea, en Querétaro; la Universidad Autónoma de Nuevo León; así como otras instituciones del interior del país.

En tanto, Acevedo y Ríos destacaron la importante labor como intérprete y maestra de Isandra Reyes Becerra en la ciudad de Xalapa, en particular, y en lo general en el estado de Veracruz; así como en años recientes en la ciudad de Querétaro.

La carrera de Isandra Reyes tiene un amplio registro al desempeñarse en los géneros moderno, clásico, flamenco y folclor. Inició su entrenamiento a los cuatro años de edad en ballet, para luego ser alumna de maestros nacionales y extranjeros como Peter Sparling, Luis Fandiño, Xavier Francis, Rossana Filomarino, Christine Dakin, Caridad Martínez, entre muchos otros.

Fue fundadora de la primera compañía profesional de danza en la ciudad de Xalapa, dirigida por Tulio de la Rosa. A partir de entonces, colabora en prácticamente todos los proyectos escénicos importantes veracruzanos, así como fue artista invitada en importantes agrupaciones contemporáneas de la Ciudad de México.

Asimismo, fue solista principal del Ballet Folklórico de la Universidad Veracruzana, bajo la dirección artística de Miguel Vélez Arceo.

Respecto a la maestra María del Carmen Montejo, premiada con el premio “Pedro R. de la Sota” a la labor docente en ballet, por más de medio siglo de enseñanza en diversas ciudades veracruzanas.

Originaria del puerto de Veracruz, María del Carmen Montejo es alumna directa de Pedro Ruiz de la Sota de 1945 a 1956. Se traslada a estudiar a la ciudad de México en la Compañía Ballet Concierto. Se inicia en la labor docente en 1958, año en que funda su propia escuela “Taller de Danza Montejo”.

En 1970 es invitada a impartir ballet en la Escuela Secundaria Técnica Industrial Nº 8 de Minatitlán, Veracuz, donde permanece hasta su jubilación. Asimismo, expande su oferta docente a la danza hawaiana y tahitiana, así como a la formación de grupos de bastoneras.

Cabe apuntar que la segunda jornada de actividades del Festival Jorge Luis Ortíz inició con la presentación de la primera reimpresión del libro Del Barroco a McCandless de Eduardo Mier.

Este notable libro de iluminación que agotó ya su primera edición “describe cómo la tecnología de la iluminación ha sido un factor determinante en la historia de las artes escénicas, al grado de ser uno de los principales instrumentos de los que se valieron las vanguardias de finales del siglo XIX y principios del XX para generar ideas renovadoras. Esta primera reimpresión fue comentada por Niza Redón, el periodista J.C. Martínez, el autor.

Las actividades continuaron con un conversatorio cuyo tema giró en torno a la experiencia profesional de danza desde la labor independiente. El conversatorio contó con la presentación de Laura Uscanga, José Luis Vallejo y Braulio Escamilla.

No menos importante, fue la presentación del libro “Entre la tragedia y la comedia, siempre la máscara” de Julio César Martínez, el cual fue comentado por Daniel Acevedo y Alejandro Schwartz. Libro que los presentadores coincidieron en que se trata de una importante aportación para el entendimiento del drama, el cual no sólo ofrece aportaciones a la gente del teatro, sino de las artes escénicas en general.

Comentarios