Estudiantes de la ENDCC muestran su talento con la obra Las tres gracias

Estudiantes del 5º año de la Licenciatura en Danza Contemporánea de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea (ENDCC) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) mostraron los conocimientos que han adquirido a través de la puesta en escena Las tres gracias

No solo se trata de danza, pues alumnas y alumnos dieron muestra de que la preparación con la que cuentan trasciende las líneas que dividen un quehacer artístico del otro. La licenciatura de la ENDCC también les ofrece herramientas en teatro para formar profesionales más completos, y lo plasmaron mediante sus interpretaciones en esta obra basada en el cuento homónimo de Raúl Pérez Torres.

Más allá de los principios en danza contemporánea que han obtenido en clase, mostraron sus dones y talentos en el campo teatral, inmersos en una gran fuerza expresiva, corporalidad, manejo de diálogos y trazo escénico, acorde al tema abordado en la puesta en escena, llena de un ambiente bohemio y de cabaret, retrato de la mirada planteada en el argumento.

En entrevista, Jacqueline González, directora de la obra, explicó que la puesta en escena es resultado de la asignatura de arte dramático, materia complementaria que permite que el bailarín cuente con más herramientas para presentar propuestas a nivel semiprofesional. “Es un producto que presentan los estudiantes para que saliendo de la escuela se puedan desarrollar dentro de la danza y en otros ámbitos”.

Explicó que en la actualidad resulta muy importante que en la educación se ejerza la multidisciplinariedad. “Las tres gracias es una obra dramática adaptada a las condiciones de los perfiles de los alumnos y muestra el trabajo anterior de conocimientos dentro de una puesta en escena que les permite vivir una experiencia casi profesional y les permite desarrollarse mejor”.

“El arte dramático le permite al alumno desarrollar el manejo de personajes y emociones y el trabajar con imágenes dentro de su propia historia. La danza contemporánea carece de texto dramático y el alumno, junto con el coreógrafo, tiene que crear una ficción, en ese sentido, el teatro les ayuda mucho porque les permite desarrollar la imaginación y el uso de la voz para que puedan cantar”. 

Señaló que la ENDCC realiza muchos esfuerzos para poder tener temporadas de teatro en donde hay llenos totales. “Se hace una labor también para escuelas preparatorias y fomentar así la formación y captación de público”.

Y agregó: “La danza contemporánea es un arte actual que rompe con todas las barreras y todo el tiempo está en experimentación, representa lo que se vive en este momento, a diferencia de la danza clásica que maneja otro tipo de temas o la danza folklórica que representa las fiestas y ritos mexicanos”. 

El diseño de escenografía, la coreografía y concepto de vestuario estuvieron a cargo de Jacqueline González y estudiantes de la propia licenciatura, el diseño sonoro (piano) y asesoría vocal fue de Eduardo González, el diseño de iluminación y producción ejecutiva de Arturo Padilla.

Los personajes protagónicos estuvieron a cargo de Fernando Barrera (El poeta), Tomás Gómez (El ángel), Lizeth Huft (Martina), Aislim Jiménez (La virgen) Paulina Juárez (La novia), Indra Juvenal (Manuela) Juan Negrete (El hombre) y Yumana Tamnous (Fiona).

Las presentaciones de la obra Las tres gracias, con la participación de alumnos del 5º año de la Licenciatura en Danza Clásica y Contemporánea, continuarán desarrollándose en el Foro Experimental Black Box del Centro Nacional de las Artes el sábado 16 de marzo a las 17:00 y 19:00 y el domingo 17 a las 16:00 y 18:00. El cupo es limitado y la entrada libre.

Fuente: INBAL

Comentarios