Inicia trabajos la Compañía Juvenil de Danza Contemporánea de la UNAM

unam

 

Inicia trabajos la Compañía Juvenil de Danza Contemporánea de la UNAM

Ofrecer un espacio para el desarrollo y la consolidación artística de los jóvenes intérpretes de la danza, recién egresados de escuelas de formación profesional o en proceso de consolidación, es el objetivo principal de la creación de la nueva Compañía Juvenil de Danza Contemporánea de la UNAM (DAJU), que fue presentada oficialmente por el coordinador de Difusión Cultural UNAM, Jorge Volpi; la directora de Danza UNAM, Evoé Sotelo, y la directora de la compañía, Andrea Chirinos.

La conferencia de prensa de la DAJU se realizó en la Casa Universitaria del Libro, inmueble ubicado en la colonia Roma de la Ciudad de México que, por un acuerdo del rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, ha pasado a formar parte de la infraestructura física de la Coordinación de Difusión Cultural, informó en su intervención Jorge Volpi.

El titular de Cultura UNAM aseguró que la DAJU se incorpora a la serie de agrupaciones juveniles universitarias, con perfil académico y artístico, a la que pertenecen la Orquesta Juvenil Eduardo Mata (OJUEM) y la Academia de Música Antigua (AMA).

Evoé Sotelo señaló que la investigación y la experimentación son condiciones para generar danza contemporánea, en este sentido, la UNAM ofrece una plataforma ideal para que los integrantes de la DAJU puedan desarrollarse profesionalmente.

Impulsada por la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM, a través de la Dirección de Danza, la compañía pretende ser un espacio de perfeccionamiento y experimentación para los bailarines jóvenes que estén en proceso de integrarse al ámbito profesional.

El pasado martes 31 de julio, un comité integrado por  las bailarinas y coreógrafas Sara Matry-Guerre y Andrea Chirinos, así como el coreógrafo Rodrigo Angoitia, en presencia de Evoé Sotelo, titular de la Dirección de Danza de la UNAM, eligió  a los 15 integrantes de la DAJU, luego de cuatro audiciones.

A la convocatoria respondieron 209 jóvenes de 24 estados de la República, 151 mujeres y 58 varones, la mayoría entre los 21 y 24 años de edad. Casi 80 son de la Ciudad de México, aunque hubo 11 de Sonora, 10 de Veracruz y 9 del Estado de México, e incluso un bailarín de Ecuador. Las escuelas de las que llegaron más egresados fueron la Nacional de Danza Clásica y Contemporánea, el Centro Cultural Ollin Yoliztli y la Academia de la Danza Mexicana.

Alexis Ismael Alatriste Velasco (Guadalajara, Jal., 1995) Angélica Baños Hernández (Ecatepec, Estado de México, 1996), Emoé del Coral Nieto Ruiz del Sol (Puebla, Pue., 1995), Tiffany Fierro Orozco (Los Mochis, Sin., 1995), María Cristina López Romo (Hermosillo, Son., 1993), Agustín Martínez Ávila (Ensenada, BC., 1996), Karen Martínez Chavarría (Ciudad de México, 1993), Fernando Morales Rodríguez (Orizaba, Ver., 1996), José David Ortega Cerda (Guaymas, Son., 1994), Odalis Livier Retano Rascón (San Luis Río Colorado, Son., 1996),  Melanie Robles Ceceña (Hermosillo, Son., 1996), Jimena Valadez Crisanto (Veracruz, Ver., 1994), Jorge Alfredo Valdez Aguilar (Ciudad Victoria, Tamps., 1995), Tomás Reyes Vigil (Veracruz, Ver., 1995), y Marisol Xochihua Rojo (Los Mochis, Sin., 1993), son los bailarines que, en calidad de becarios, integrarán la DAJU.

Su debut oficial se llevará a cabo el próximo 7 de septiembre, en la Sala Nezahualcóyotl, como parte del elenco de la ópera Juana de Arco en la hoguera, de Arthur Honegger, que contará con  Sylvain Gasançon como director concertador, y con Claudio Valdés Kuri como director escénico. El montaje forma parte de la edición 2018 del Festival IM•PULSO. Música Escena Verano UNAM.

El trabajo de la DAJU continuará con coreografías de Chirinos con un enfoque histórico, también estarán colaborando con un coreógrafo invitado y están contemplados para unirse a la coreografía masiva con la que Danza UNAM conmemorará los 50 años de la matanza de Tlatelolco, el próximo 1 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas, como parte del programa M68.

Entre los principales objetivos de la nueva agrupación se encuentran: activar los distintos espacios de representación programados por la Dirección de Danza dentro y fuera del campus universitario, con una propuesta de funciones diseñada de acuerdo a objetivos artísticos concretos que busquen expandir la mirada sobre la danza y la coreografía, actualizar al espectador universitario y el público en general y propiciar la reflexión, el debate y el análisis en torno a la danza actual y sus múltiples vías de expresión.

El pasado 25 de julio, la bailarina y coreógrafa Andrea Chirinos fue elegida por unanimidad para encargarse de la dirección artística de la DAJU por un Comité de Selección integrado por Lidya Romero, Magdalena Leite, Mauricio Nava, Claudio Valdés Kuri y Evoé Sotelo, en su calidad de directora de Danza UNAM.

El Comité eligió el proyecto de Andrea Chirinos “por cumplir con todos los requisitos de la Convocatoria, y por considerar que su trabajo artístico es testimonio de sus capacidades y alcances en el ámbito de la creación coreográfica y la dirección artística; su proyecto tiene un sentido de innovación acorde a la naturaleza que dará lugar a la Compañía Juvenil de Danza Contemporánea de la UNAM, que privilegia el proyecto creativo y el desarrollo de los intérpretes a partir del despliegue de sus potenciales expresivos particulares y los procesos de investigación y experimentación en torno a la danza.”

Para Chrinos, la Compañía Juvenil de Danza Contemporánea de la UNAM “concuerda con la idea fundamental de lo que es una universidad, es decir, un lugar de experimentación, investigación e intercambio entre generaciones y entre estudiantes, sobre todo porque la danza no es un oficio que se pueda enseñar sino una serie de redes de conocimiento que se enlazan, y una práctica para compartir nuestras percepciones y conocimientos como recursos colectivos.

La primera acción de Chirinos fue evaluar, junto con Sarah Matry-Guerre y Rodrigo Angoitia, a los bailarines que se presentaron en cuatro audiciones llevadas a cabo el 30 y 31 de julio en la sala Miguel Covarrubias. De esas sesiones se eligieron a 33 bailarines que participaron en una audición final, realizada en el mismo sitio la tarde del martes, tras de la cual se eligieron a los 15 integrantes.

Si bien la DAJU ensayará por las tardes en las instalaciones del Centro Cultural Universitario, no contará con una sede fija y sus actividades se llevarán a cabo en distintos espacios de la Universidad, dentro y fuera del campus central. Su razón de ser es promover y difundir propuestas artísticas arriesgadas, versátiles y novedosas, que contemplen entre su público primordial a los jóvenes universitarios de la UNAM.

Fuente: Difusión Cultural UNAM

Comentarios