Desplegó Les Ballets Jazz de Montreal arte dancístico en el Teatro de la Ciudad

ballet jazz montreal

 

Desplegó Les Ballets Jazz de Montreal arte dancístico en el Teatro de la Ciudad

Una noche de estreno en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris se vivió el pasado 11 de julio con la presentación de Les Ballets Jazz de Montreal, que desplegó un espectáculo hipnótico, al captar la simpleza y la elegancia de la danza de manera minimalista, como lo describió el director de la compañía, Louis Robitaille, en entrevista vía streaming días antes de la función, que se repitió el 14 de julio.

El espectáculo de la compañía canadiense, que cumple 45 años de existencia, forma parte de la primera edición de Danzatlán, Festival Internacional de la Danza, organizado por la primera bailarina de la Ópera Estatal de Berlín, Elisa Carrillo, través de la Fundación Elisa Carrillo Cabrera A.C.

En el escenario del legendario centenario de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México estuvieron 14 bailarines de Les Ballets Jazz de Montreal, quienes ofrecieron un espectáculo coreográfico para todos los gustos, estimulando así la imaginación y acercando al público en general al gusto por la danza.

La compañía abrió con O balcao de amor, del israelí Itzik Galili, obra de matices alegres que incorpora música de Dámaso Pérez Prado –debido a que el coreógrafo realizó un viaje a Cuba, donde conoció la música del compositor cubano–, y que fusiona el baile de salón y el ballet contemporáneo, ofreciendo una creación expresiva y de mucha fuerza.

Les Ballets Jazz de Montréal ─que se ha presentado ante más de 2 millones de personas en 67 países─, volvió a México y como segundo acto presentó Closer, una coreografía basada en la técnica del ballet clásico. La obra es del francés Benjamin Millepied.

Durante 20 minutos, los bailarines Céline Cassone y Alexander Hille interpretaron Closer, evocando el erotismo y la magia de la intimidad de una pareja que se ama a través de movimientos sutiles, tocando así las fibras más sensibles de los espectadores.

La compañía cerró la noche con Kosmos, del coreógrafo griego Andonis Fodianakis. La pieza de danza contemporánea tiene como mensaje la resiliencia que las personas deben tener para enfrentar y adaptarse a los cambios.

Con vestuario en negro e iluminación lúgubre, Les Ballets Jazz de Montrèal logró representar el caos que se vive en las grandes ciudades. Los bailarines mostraron la historia de cómo pasan de la estridencia a la armonía de la mejor manera, con baile y alegría.

Como parte de Danzatlán, Festival Internacional de la Danza, en el recinto de Donceles se presentó Hubbard Street Dance Chicago con Grace Engine, de Crystal Pite; Pacopepepluto y Lickety-Split, de Alejandro Cerrudo, y Minus 16, de Ohad Naharin.

Además estuvo São Paulo Companhia de Dança ─una de las compañías de danza más importantes de América Latina─, el viernes 13 de julio, con las coreografías Gnawa, del ibérico Nacho Duato; Suite for two pianos, de Uwe Scholz, y Melhor único día, del brasileño Henrique Rodovalho.

Fuente: Secretaría de Cultura CDMX

Comentarios