La Ópera de París presenta la expo Bakst: De los Ballets Rusos a la alta costura

16106902_792479674239260_121465670_o

 

La Ópera de París presenta la expo Bakst: De los Ballets Rusos a la alta costura

Con motivo del 150 aniversario del nacimiento del pintor, diseñador y teórico León Bakst (cuyo verdadero nombre era Lev Rosenberg, 1866-1924),  la Biblioteca Nacional de Francia y la Ópera Nacional de París presentan una gran exposición retrospectiva de su obra en el Palais Garnier, ubicado en la capital francesa, la cual podrá apreciarse hasta el próximo cinco de marzo.

Dicha muestra ofrece una visión panorámica del trabajo de un hombre inmerso en una creación mágica a pesar de la dureza de tiempo y la violencia de la historia que le tocó vivir. Se puede realizar un seguimiento de la ruta de un artista ruso que se convirtió en una figura del llamado “Tout-Paris”, un pintor que formó a Marc Chagall; un artista que ha contribuido especialmente al espíritu y la sensibilidad del 1914 antes de la guerra, a través de febriles creaciones dominadas por el erotismo del cuerpo; obras diseñadas en el diálogo con artistas de la talla de Debussy, Ravel, Stravinski, Nijinski o D’Annunzio; De creaciones que recibieron cálidos elogios emitidos por Marcel Proust o Jean Cocteau y que continúan inspirando a los más grandes diseñadores de moda contemporáneos.

León Bakst es conocido por haber sido el principal colaborador de los Ballets Rusos, pero también trabajó para la Opera de París. Fue creador de las escenografías y los vestuarios de varias obras maestras –como Sherezada , El espectro de la rosa, La siesta de un fauno, Dafnis y Cloe, entre otros– trabajador feroz que construyó una obra que revolucionó no sólo la escenografía, sino también la moda y las artes decorativas. Un profundo hombre de teatro, que enfrentaba la creación en su conjunto, que se sumergió lo mismo en las obras escritas que en la música antes de esbozar un universo plástico.

Bakst: De los Ballets Rusos a la alta costura está integrada por tres grandes temas: “Los años de formación”, “La escena” y  “Las artes decorativas”.

En el primer bloque, el espectador aprecia algunos aspectos biográficos relevantes de Bakst, quien nació en 1866 en Grodno, cerca de la frontera occidental del Imperio ruso. Fue el mayor de cuatro hermanos, hijo de un respetado académico en la comunidad judía. Fue también nieto de un diseñador de moda, que conserva de su abuelo el gusto por la ropa elegante.

La muestra también aborda el tema de su relación con los artistas de vanguardia del grupo Mir Iskusstva (El mundo del arte), que tenía entre sus filas a Serge Diaghilev, quien le lleva a colaborar con el mundo teatral de San Petersburgo.

Cabe mencionar que en 1903, Bakst conoció a Lyubov Pavlovna, la hija del empresario y coleccionista de arte Pavel Tretyakov, con quien se casó, por lo que debió renunciar al judaísmo y se convertió al protestantismo. De esta unión nació un hijo, Andrew, en 1907.

En el segundo bloque se muestran ejemplos destacados de sus creaciones para los Ballets Rusos, así como las compañías de Anna Pávlova e Ida Rubinstein y la Ópera de París, en los cuales es posible apreciar varios subtemas que animan su trabajo como la sensualidad del Oriente, la “modernidad de la antigüedad”, el clasicismo de los grandes maestros, tanto como la fusión de dichas influencias y la colaboración que tuvo con el coreógrafo Váslav Nijinski.

Finalmente, el tercer bloque se concentrar en explorar el fenómeno que surge del éxito de León Bakst en el mundo teatral y que se extiende a la moda y al diseño de interiores, así como a colaborar con el perfumista François Coty o el gran maestro vidriero y joyero René Lalique.

La expo también señala lo mismo en la influencia de Bakst en diseñadores como Paul Poiret, Jeanne Paquin, sus contemporáneos; pero también a artistas de finales del siglo XX y principios del siglo XXI como Yves Saint Laurent, Christian Lacroix, John Galliano, Karl Lagerfeld.

 

En la foto: Vestuario de León Bakst para Anna Pávlova en La muerte del cisne.

 

Fuente: Ópera Nacional de París

Comentarios