Farruquito lleva al Maestranza su nuevo espectáculo Baile moreno

14469363_723721561115072_1203078884_n

Farruquito lleva al Maestranza su nuevo espectáculo Baile moreno

La XIX Bienal de Flamenco, un proyecto del ICAS del Ayuntamiento de Sevilla, presentó Baile moreno la nueva propuesta de Juan Manuel Fernández Montoya Farruquito, el pasado sábado 24 en el Teatro de la Maestranza. El bailaor y coreógrafo sevillano vuelve al festival tras haber conseguido el Giraldillo al Baile en la pasada edición por su espectáculo Pinacendá.

En un ensayo abierto a la prensa celebrado en el propio Maestranza, Farruquito ha desvelado que el montaje habla de su propio padre, Juan el Moreno: “Fue un cantaor que dejó su mundo, el mundo del campo y de los caballos por el amor a una mujer, a mi madre. Se metió en el cante sin tener ni idea”.

“Siempre fue un artista en la sombra pero que tenía muchísima luz, porque se hizo un gran cantaor, aficionado, conocedor de los cantes y además estudió esta profesión con una delicadeza y una forma muy particular”, ha reconocido. De manera que Baile moreno se plantea como una reivindicación de su figura como “un gran cantaor y un gran artista”.

Como en otros espectáculos, Farruquito asume, además de la interpretación y la coreografía, la dirección artística junto a El Torombo y la musical con Ramón Vicenti. Esta función contó con servicio de taller-ludoteca en el propio teatro para facilitar la conciliación de la vida familiar y de ocio.

La jornada del sábado continuó con otro Giraldillo de 2014, en este caso de Toque, Miguel Ángel Cortés, quien compareció en el Teatro Central con Sonantas en tres movimientos.

En este concierto de guitarra, el granadino interpretó composiciones propias y adapta otras de José María Gallardo, Sabicas y Manuel López Farfán. Además, contó con la bailaora Ana Morales como artista invitada. Esta propuesta forma parte del ciclo Bienal con ñ, que cuenta con la colaboración de la Fundación Sgae.

Por su parte, Rocío Márquez y Fahmi Alqhai volvieron a establecer sus Diálogos de viejos y nuevos sones en San Luis de los Franceses. Es la tercera de las cuatro funciones programadas de esta exploración en torno al flamenco y sus variados orígenes, que van desde el folklore americano a la música italiana del Seicento.

Arcángel ofreció el último de sus recitales por los tablaos sevillanos, en esta ocasión en el Patio Sevillano. Bajo el título de Tablao el onubense reivindica el valor para el flamenco de estos espacios de representación. Acompañándolo estuvieron las guitarras de Salvador Gutiérrez y Dani de Morón, además de Patricia Guerrero.

Para los más pequeños de la casa, la Compañía José Galán de flamenco integrado, compuesta por personas con y sin discapacidad representó El aprendiz en el Teatro Alameda. La obra cuenta en clave flamenca la historia de un aprendiz de mago y la relación con su maestro.

La programación del sábado contó también con La huella. Todos somos Carmen Amaya de Melisa Calero, dentro de la programación de calle. Esta pieza se fundamenta en el paralelismo de la mítica bailaora catalana y la Hidra para encontrar el animal que cada uno de nosotros llevamos dentro. Asistieron a la bailaora Chloé Brûlé en lo coreográfico y David Montero en el ámbito escénico. Esta propuesta pudo disfrutarse tanto en la Casa de la Provincia, como en la plaza Virgen del Pilar.

Fuente: La Bienal de Flamenco de Sevilla 2016

Comentarios