“Giselle” regresa de ultratumba para presentarse en el Palacio de Bellas Artes

“Giselle” regresa de ultratumba para presentarse en el Palacio de Bellas Artes

 Imagen

 

El Instituto Nacional de Bellas Artes anuncia la presentación del ballet Giselle con la Compañía Nacional de Danza. El argumento escénico está basado en la leyenda germánica de las Willis, espíritus de las jóvenes que mueren vestidas de novia antes de consumar el matrimonio, y que deambulan a la luz de la luna de medianoche en pos del hombre que las abandonó.

La sala Principal del Palacio de Bellas Artes será el escenario donde dichos espíritus bailen, lloren su pena y busquen venganza contra el amor que les fue negado en vida, acompañados por la música del compositor francés Adolph Adam.

El misterio, la belleza y el baile se conjuntan en esta obra de ballet creada en plena época romántica del siglo XIX, producto de la inspiración de Pierre Jules Theóphile Gautier (1811-1872), el poeta, novelista y dramaturgo francés que quedó prendado de Carlota Grisi, la joven bailarina italiana que ejecutó por primera vez este papel, en el que también colaboró el excéntrico libretista Vernoy de Saint-Georges.

Desde su estreno en Francia en 1841 no ha dejado de interpretarse en esta y otras versiones por su temática y el modo de contar una historia de amor, que combina las dos facetas del romanticismo: lo pagano y lo espiritual, y se convierte en uno de los ballets románticos más conocidos mundialmente.

Sin duda, uno de los momentos más interesantes tiene lugar durante el primer acto, cuando Giselle –con la magia de la danza– se transforma de la tierna campesina que disfruta de la belleza del campo, a la joven traicionada por su amado Albretch. La decepción la lleva a perder la cordura y después la vida.

Respecto al segundo acto, Heinrich Heine, uno de los más destacados poetas y ensayistas del Romanticismo (incluso considerado como el último poeta romántico), escribió: “Es de noche y entre las tumbas del silencioso cementerio de la aldea, aparecen con la claridad de la luna las Willis (…), revestidas con sus trajes de novia, coronadas de flores (…), de una belleza irresistible, bailan tanto más apasionadamente al sentir que la hora que les fue dada para danzar se escapa y deberán descender a sus tumbas, frías como el hielo”.

Giselle, con coreografía de Jean Coralli y Jules Perrot, música de Adolphe Adam, y diseño de escenografía y vestuario de Antonio López Mancera, se presentará en la sala Principal del Palacio de Bellas Artes, los días 18, 20, 22, 25 y 29 de mayo. Domingos a las 17:00 horas; martes y jueves a las 20:30 horas. La función del 18 de mayo estará dedicada en memoria del maestro Guillermo Arriaga.

Comentarios